Así vivimos......

viernes, 21 de febrero de 2014

¿ Corro el riesgo de padecer la enfermedad del Alzheimer?

 Hola a tod@s! 

Hoy nuestra psicóloga nos habla de la enfermedad del Alzheimer, ¿Cómo saber si somos propensos a padecerla o cómo corremos menos riesgo?

  Existen diversos factores de riesgo asociados a la enfermedad de Alzheimer. Algunos de estos riesgos potenciales pueden reducirse llevando una vida saludable y con el apoyo médico adecuado.

Edad
La edad es el mayor factor de riesgo; a mayor edad, mayor es la probabilidad de padecer demencia.
Genética
Existen tres genes asociados a la enfermedad de Alzheimer hereditaria de inicio precoz, y también hay genes asociados a un mayor riesgo de Alzheimer de inicio tardío (es decir, después de los 65 años).
Estilo de vida
Se ha constatado que la inactividad mental o física, la obesidad durante la edad adulta, la ingesta de alcohol y el tabaquismo pueden aumentar el riesgo de padecer la enfermedad de Alzheimer.
Enfermedades
Algunas enfermedades tratables están asociadas a un riesgo elevado de padecer Alzheimer, incluidos los accidentes cerebrovasculares, la diabetes, la hipertensión durante la edad adulta, la hipercolesterolemia durante la edad adulta y la depresión.
Traumatismos craneoencefálicos
Cada vez hay más datos que indican que las lesiones traumáticas cerebrales pueden aumentar el riesgo de padecer Alzheimer.

  En el apartado de orientación familiar psicológica tienes ésta información junto con otras que nuestra psicóloga considera importantes. Al igual tienes información sobre enfermería, temas sociales, fisioterapia, animación sociocultural.....

jueves, 13 de febrero de 2014

¡SAN VALENTIN !



 Hola a tod@s!! 

 Con motivo del Día de los Enamorados hemos decorado la residencia de una manera especial, porque creemos que éste día no es solo para las parejas y porque podemos estar enamorados de mil cosas.... la familia, los amigos, la vida o el mismo  AMOR!!!! También hemos hecho unos collares que nuestras abuelas lucirán mañana,la semana que viene os los mostraremos y explicaremos cómo los hemos hecho junto con las guirnaldas de corazones. Desde el Centro de Mayores Conde de Pinofiel os deseamos que paséis un feliz día de San Valentin con vuestros seres más queridos. 






jueves, 6 de febrero de 2014

Cómo amar a nuestros mayores



Aquí os dejamos unos consejos tan bonitos como útiles para practicarlos con nuestros mayores.Os dejo también el enlace de la página web donde los hemos encontrado¡ Visitadla porque es preciosa!


www.nuestraedad.com


Cómo amar a los adultos mayores....


DÉJALO HABLAR... porque hay en su pasado un tesoro lleno de verdad, de belleza y de bien.

DÉJALO VENCER... en las discusiones, porque tiene necesidad de sentirse seguro de sí mismo.

DÉJALO IR A VISITAR... a sus viejos amigos porque entre ellos se siente revivir.

DÉJALO CONTAR... sus historias repetidas, porque se siente feliz cuando lo escuchamos.

DÉJALO VIVIR... entre las cosas que ha amado, porque sufre al sentir que le arrancamos pedazos de su vida.

DÉJALO GRITAR... cuando se ha equivocado, porque los ancianos como los niños tienen derecho a la comprensión.

DÉJALO TOMAR UN PUESTO... en el automóvil de la familia cuando van de vacaciones, porque el año próximo tendrás remordimientos de conciencia si el abuelito ya no está más.

DÉJALO ENVEJECER... con el mismo paciente amor con que dejas crecer a tus hijos, porque todo es parte de la naturaleza.

DÉJALO REZAR... como él sabe, como él quiere, porque el adulto mayor descubre la sombra de Dios en el camino que le falta recorrer.

DÉJALO MORIR... entre brazos llenos de piedad, porque el amor de los hermanos sobre la tierra, nos hace presentir mejor el torrente infinito de amor del Padre en el Cielo.

miércoles, 5 de febrero de 2014

Úlceras por presión


DEFINICION DE UPP

Las úlceras por presión son áreas de piel lesionada por permanecer en una misma posición durante demasiado tiempo. Comúnmente se forman donde los huesos están más cerca de la piel, como los tobillos, los talones y las caderas. El riesgo es mayor si está recluido en una cama, utiliza una silla de ruedas o no puede cambiar de posición. Las úlceras por presión pueden causar infecciones graves, algunas de las cuales pueden poner la vida en peligro.

PREVENCION DE LAS UPP

Revisar su cuerpo todos los días de pies a cabeza. Preste atención especial a las áreas donde las úlceras  se forman con frecuencia. Éstas son: 
  • Los talones y los tobillos 
  • Las rodillas 
  • Las caderas 
  • La columna vertebral 
  • El área del cóccix 
  • Los codos 
  • Los hombros y los omóplatos 
  • La parte posterior de la cabeza 
  • Las orejas 
Llame al médico o al personal de enfermería si observa signos tempranos de úlceras por presión. Éstos son:  
  • Enrojecimiento de la piel 
  • Áreas calientes 
  • Piel esponjosa o dura 
  • Erosión de las capas superiores de la piel o una úlcera  
Cuídese la piel suavemente para ayudar a prevenir las úlceras por presión.
  • Al lavarse, use una esponja o tela suave y no se estriegue con fuerza. 
  • Use una crema humectante y protectores cutáneos sobre la piel todos los días. 
  • Limpie y seque las áreas por debajo de las mamas y en la ingle. 
  • No use polvo de talco ni jabones fuertes. 
  • Trate de no tomar un baño en la tina o una ducha todos los días, dado que esto puede secarle más la piel. 
Consuma proteínas y calorías suficientes para permanecer saludable.
Tome bastante agua todos los días.
Cerciórese de que su ropa no esté incrementando su riesgo de que se formen úlceras de decúbito. 
  • Evite prendas de vestir que tengan costuras gruesas, botones o cremalleras que presionen sobre la piel. 
  • No se ponga ropa demasiado apretada. 
  • Evite que las ropas se amontonen o se arruguen en áreas donde haya alguna presión sobre el cuerpo. 
Después de orinar o tener una deposición: 
  • Limpie el área en seguida y séquela bien. 
  • Pregúntele al médico respecto a cremas para ayudar a proteger la piel en esta área.

CLASIFICACIÓN DE LAS UPP SEGÚN SU PROFUNDIDAD Y TRATAMIENTO SEGÚN SU ESTADIO

ESTADIO I:
Alteración observable en la piel integra, relacionada con la presión, que se manifiesta por un eritema cutáneo que no palidece al presionar, en pieles oscuras, puede presentar tonos rojos, azules o morados.
En comparación con un área adyacente u opuesta del cuerpo no sometida a presión, puede incluir cambios en uno o más de los siguientes aspectos:
- Temperatura de la piel (caliente o fría)
- Consistencia del tejido (edema, induración)
- Y/o sensaciones (dolor, escozor)

TRATAMIENTO DE UPP DE ESTADIO I:
El cuidado local de una úlcera de estadio I se ha de basar en:

- Aliviar la presión en la zona afectada
- Utilización de ácidos grasos hiperoxigenados (para mejorar la resistencia de la piel y minimizar el efecto de la anoxia tisular).
- Uso de medidas locales en el alivio de la presión (p.e. apósitos que cumplan con los siguientes requisitos: efectivos en el manejo de la presión, que reduzcan la fricción, que permitan la visualización de la zona lesional al menos una vez al día, que no dañen la piel sana y que sean compatibles con la utilización de productos tópicos para el cuidado de la piel).
DEFINICION DE UPP

Las úlceras por presión son áreas de piel lesionada por permanecer en una misma posición durante demasiado tiempo. Comúnmente se forman donde los huesos están más cerca de la piel, como los tobillos, los talones y las caderas. El riesgo es mayor si está recluido en una cama, utiliza una silla de ruedas o no puede cambiar de posición. Las úlceras por presión pueden causar infecciones graves, algunas de las cuales pueden poner la vida en peligro.

PREVENCION DE LAS UPP

Revisar su cuerpo todos los días de pies a cabeza. Preste atención especial a las áreas donde las úlceras  se forman con frecuencia. Éstas son: 
  • Los talones y los tobillos 
  • Las rodillas 
  • Las caderas 
  • La columna vertebral 
  • El área del cóccix 
  • Los codos 
  • Los hombros y los omóplatos 
  • La parte posterior de la cabeza 
  • Las orejas 
Llame al médico o al personal de enfermería si observa signos tempranos de úlceras por presión. Éstos son:  
  • Enrojecimiento de la piel 
  • Áreas calientes 
  • Piel esponjosa o dura 
  • Erosión de las capas superiores de la piel o una úlcera  
Cuídese la piel suavemente para ayudar a prevenir las úlceras por presión.
  • Al lavarse, use una esponja o tela suave y no se estriegue con fuerza. 
  • Use una crema humectante y protectores cutáneos sobre la piel todos los días. 
  • Limpie y seque las áreas por debajo de las mamas y en la ingle. 
  • No use polvo de talco ni jabones fuertes. 
  • Trate de no tomar un baño en la tina o una ducha todos los días, dado que esto puede secarle más la piel. 
Consuma proteínas y calorías suficientes para permanecer saludable.
Tome bastante agua todos los días.
Cerciórese de que su ropa no esté incrementando su riesgo de que se formen úlceras de decúbito. 
  • Evite prendas de vestir que tengan costuras gruesas, botones o cremalleras que presionen sobre la piel. 
  • No se ponga ropa demasiado apretada. 
  • Evite que las ropas se amontonen o se arruguen en áreas donde haya alguna presión sobre el cuerpo. 
Después de orinar o tener una deposición: 
  • Limpie el área en seguida y séquela bien. 
  • Pregúntele al médico respecto a cremas para ayudar a proteger la piel en esta área.

CLASIFICACIÓN DE LAS UPP SEGÚN SU PROFUNDIDAD Y TRATAMIENTO SEGÚN SU ESTADIO

ESTADIO I:
Alteración observable en la piel integra, relacionada con la presión, que se manifiesta por un eritema cutáneo que no palidece al presionar, en pieles oscuras, puede presentar tonos rojos, azules o morados.
En comparación con un área adyacente u opuesta del cuerpo no sometida a presión, puede incluir cambios en uno o más de los siguientes aspectos:
- Temperatura de la piel (caliente o fría)
- Consistencia del tejido (edema, induración)
- Y/o sensaciones (dolor, escozor)

TRATAMIENTO DE UPP DE ESTADIO I:
El cuidado local de una úlcera de estadio I se ha de basar en:

- Aliviar la presión en la zona afectada
- Utilización de ácidos grasos hiperoxigenados (para mejorar la resistencia de la piel y minimizar el efecto de la anoxia tisular).
- Uso de medidas locales en el alivio de la presión (p.e. apósitos que cumplan con los siguientes requisitos: efectivos en el manejo de la presión, que reduzcan la fricción, que permitan la visualización de la zona lesional al menos una vez al día, que no dañen la piel sana y que sean compatibles con la utilización de productos tópicos para el cuidado de la piel).


ESTADIO II:
Pérdida parcial del grosor de la piel, que afecta a la epidermis, dermis o ambas.
Úlcera superficial que tiene aspecto de abrasión, ampolla o cráter superficial.

TRATAMIENTO DE UPP DE ESTADIO II, III. IV:
Un plan básico de cuidados locales de la úlcera de estadio II, III y IV debe  ser valorado y tratado por su médico y enfermera de cabecera y debe contemplar:
• Desbridamiento del tejido necrótico
• Limpieza de la herida
• Prevención y abordaje de la infección bacteriana
• Elección de un producto que mantenga continuamente el lecho de la úlcera húmedo y a temperatura corporal.
• El mantenimiento la piel perilesional intacta.








ESTADIO II:
Pérdida parcial del grosor de la piel, que afecta a la epidermis, dermis o ambas.
Úlcera superficial que tiene aspecto de abrasión, ampolla o cráter superficial.

TRATAMIENTO DE UPP DE ESTADIO II, III. IV:
Un plan básico de cuidados locales de la úlcera de estadio II, III y IV debe  ser valorado y tratado por su médico y enfermera de cabecera y debe contemplar:
• Desbridamiento del tejido necrótico
• Limpieza de la herida
• Prevención y abordaje de la infección bacteriana
• Elección de un producto que mantenga continuamente el lecho de la úlcera húmedo y a temperatura corporal.
• El mantenimiento la piel perilesional intacta.





¿Te cuidas para poder cuidar?


Si estás cuidando a una persona dependiente, ya sea como familiar o como profesional, conoces las múltiples tareas que llevas a cabo cada día, desde la ayuda para la higiene personal del mayor al que cuidas, hasta resolver situaciones difíciles derivadas del cuidado y acompañamiento (por ejemplo, cuando vagabundea sin rumbo o cuando está triste).
Cuidar a una persona mayor dependiente es muy exigente y puede perjudicar al cuidador/a, tanto física como psicológicamente. Veamos algunas señales de alerta que pueden ser indicadores de que TÚ también necesitas cuidarte:

  • Problemas de sueño (despertar de madrugada, dificultad para conciliar el sueño,
demasiado sueño, etc.)
  • Pérdida de energía, fatiga crónica, sensación de cansancio continuo…
  • Aislamiento.
  • Consumo excesivo de bebidas con cafeína, alcohol o tabaco. Consumo excesivo de pastillas para dormir u otros medicamentos.
  • Problemas físicos: palpitaciones, temblor de manos, molestias digestivas.
  • Problemas de memoria y dificultad para concentrarse.
  • Menor interés por actividades y personas que anteriormente eran objeto de interés.
  • Aumento o disminución del apetito.
  • Actos rutinarios repetitivos como, por ejemplo, limpiar continuamente.
  • Enfadarse fácilmente.
  • Dar demasiada importancia a pequeños detalles.
  • Cambios frecuentes de humor o de estado de ánimo.
  • Propensión a sufrir accidentes.
  • Dificultad para superar sentimientos de depresión o nerviosismo.
  • No admitir la existencia de síntomas físicos o psicológicos o justificarlos mediante otras causas ajenas al cuidado.
  • Tratar a otras personas del grupo familiar de forma menos considerada que habitualmente.
  • Hiperimplicación, no saber ‘cortar’.
  • Fuerte sentimiento de impotencia y desmotivación.
  • Agotamiento físico y emocional.
  • Conflictos familiares en relación con la actitud y comportamiento de otros miembros de la familia referidos por ejemplo, a la forma en que se cuida al mayor.